El juez: «Si ya se reanudó el proceso electoral y se acabó, ¿cuál es el sentido del pleito? Es que no lo entiendo. Lo estuve anoche mirando y no lo entendí; lo estoy leyendo de nuevo y sigo sin entenderlo. ¿Qué es lo que ustedes quieren?»

El pasado viernes asistimos al juicio por las impugnaciones a las Elecciones Sindicales celebradas en 2018 en Ayesa AT. En los escasos 20 minutos que duró el juicio, el juez no llegó a entender qué es lo que CSC estaba demandando. Por su parte, el abogado de CSC fue incapaz de poner coherencia y finalmente, tuvo que retirar la demanda.

Extraemos un detalle del desistimiento:

Una más para la colección de demandas absurdas, como la que perdieron el pasado mes de julio, en el que la jueza les decía que «el Comité de 2013 no se puede resucitar».

Después de meses atacando la legitimidad del Comité, CSC retira la demanda al no tener argumentos. Su único objetivo era entorpecer una representación unitaria que no esté encabezada por ellos y su visión totalitaria del sindicalismo.

«El único objetivo de CSC es entorpecer una representación unitaria que no esté encabezada por ellos y su visión totalitaria del sindicalismo»